MARATÓN DE ASFALTO Y DESTRUCCIÓN MUSCULAR. VALORACIÓN DE LOS CAMBIOS EN LA CREATINQUINASA (CK): CASO PRÁCTICO Tiempo en la Maratón = 2:55 horas

by Dr. Urdampilleta
in Blog
Visto: 124

Aitor Ugalde-Ansa1, Aitor Viribay-Morales2 y Aritz Urdampilleta 3

1 Dietista-Nutricionista de Elikaesport

2 Dietista-Nutricionista de Elikaesport

3 Director de la Escuela de Nutrición Deportiva – ElikaEsport

Introducción

La creatinquinasa (CK) es una enzima que se emplea frecuentemente como parámetro indicador de daño muscular en los deportistas. Su función es catalizar la fosforilación de ADP a ATP, usando Fosfocreatina para la resíntesis de energía, por lo que es una enzima clave en la contracción muscular. Ésta tiene varias isoformas, Cerebral (Brain) (CK-1 BB), Cardíaca (CK-2 MB) y Muscular (CK-3 MM). Se asume que la elevación de la CK total en sangre en el colectivo deportista es debido a la elevación de esta última, siempre que no haya ningún daño cerebral o cardíaco. Esto permite identificar la fatiga, cuantificar el daño muscular del organismo y monitorizar la recuperación post-esfuerzo.

 

Figura 1. Creantinquinasa, Enzima que cataliza la producción de Fosfocreatina, en la contracción muscular (Elaboración Propia).

Se ha demostrado que la Maratón (42km) (para conocer los aspectos fisiológicos de la Maratón, ver siguiente ENLACE: http://elikaesport.com/index.php/novedades2/202-fisiologia-basica-y-entrenamiento-para-una-maraton ) produce unas elevaciones de CK en sangre importantes. Cuando hay un daño muscular inducido por el ejercicio, los valores de CK alcanzan su máximo en las 24-48h post ejercicio y se han descrito valores de hasta 707,8 ±376,7 U/I (Valores de referencia para la CK 33-180 U/I) (Urdampilleta et al, 2013).

Este aumento de la CK es debido principalmente a la Rotura Muscular (para conocer los métodos de recuperación de dicha fatiga ver Libro Métodos de Recuperación Deportiva de la Editorial Elikaesport: http://elikaesporteditorial.com/inicio/22-metodos-de-recuperacion-deportiva.html ), a las continuas contracciones, tanto concéntricas y sobre todo, excéntricas; y a los impactos producidos contra el suelo en cada zancada. Si bien en competiciones donde el componente excéntrico es mayor a lo largo del recorrido (correr cuesta abajo) se han reportado datos de CK mayores. Esto es debido a que es en la fase excéntrica de la contracción muscular donde se produce mayor daño muscular (Brancaccio et al, 2007). 

Dichas elevaciones de la CK dependen, como ya se ha comentado, de distintos factores, entre los cuales podríamos añadir la cantidad de masa muscular del sujeto y la intensidad del ejercicio, que a su vez podemos ver reflejado un aumento de la enzima Lactato DesHidrogenasa (LDH), debido a la intensidad.

Sin embargo, ¿puede la dieta tener influencia en los niveles de CK post-maratón?

 

Figura 2. Creantinquinasa, Enzima involucrada en la rotura muscular y sus isoformas (Elaboración Propia).

Para ello, presentamos un Caso Práctico que nos ayudará a entender dicha relación.

CASO PRÁCTICO: MARATON DE ASFALTO DE DONOSTIA-SAN SEBASTIAN (25/11/2018):

Hemos querido analizar los cambios en los niveles de CK de un corredor del Equipo Elikaesport (www.elikaesport.com ) después de correr una Maratón. Se trata de un corredor de 64kg de 172cm altura y un sumatorio de pliegues de 39mm (7% Masa Grasa). El tiempo de preparación para esta prueba fue de 16 semanas, controlado por un preparador físico de la Escuela de Nutrición Deportiva-Dr Urdampilleta - ElikaEsport. El tiempo final en la prueba fue de 2h55’12’’.

La comparativa de los valores de CK antes y después de la Maratón están en la Figura 3.

Vemos que los valores de CK previos están por encima de los valores de referencia. Esto puede deberse al propio periodo preparatorio y a la exigencia del entrenamiento previo a la toma de sangre. Sin embargo, los valores posteriores a la maratón están muy elevados (superando los 1.600UI/L), debido, como comentábamos, a la destrucción muscular. Por su parte, observamos que los valores de Urea se mantienen constantes, lo que quiere indicar que el catabolismo proteico quizá no fue tan elevado. Esto podría ser un indicio para pensar que la estrategia nutricional (toma de HC durante la carrera) se hizo adecuadamente.

A continuación, realizaremos un repaso sobre algunos de los aspectos de la Estrategia Nutricional llevada a cabo por el deportista, para poder concluir su efecto sobre los niveles tanto de CK, como de Urea.

Figura 3. ¿Se ven los valores de CK afectados por la Nutrición?¿Y los valores de Urea? (Elaboración Propia).

Estrategia Nutricional PREVIA

Los últimos 2 días antes de la maratón realizamos una carga de carbohidratos (viernes y sábado) con el fin de llenar al máximo los depósitos de glucógeno tanto hepáticos como musculares. Esto consiste en aumentar la cantidad de carbohidratos/día basando nuestra alimentación en alimentos ricos en este macronutriente. Durante estos días aportamos una cantidad de 7-9g de carbohidratos/kg/día, aunque la verdad es que costó llegar a esta ingesta de HC (es una realidad que cuesta llegar a estas cantidades pese a que la literatura científica recomienda la toma de 9-11 g de HC/Kg) (Burke et al, 2016). 

A su vez, la hidratación del día previo del deportista cobra importancia debido a su implicación en el almacenamiento del glucógeno tanto muscular como hepático. Recordar que para almacenar 1 g de glucógeno, requiere 2,7g de agua. Es por ello que se tomó la consideración de hacer tomas más frecuentes de los habitual de agua y bebidas hipertónicas, ligeramente más saladas, para retener mejor agua en el organismo.

Estrategia Nutricional DURANTE/Avituallamientos 

Con la alimentación durante la prueba buscamos retrasar el vaciado de los depósitos de glucógeno y de esta forma prolongar la capacidad de mantener esfuerzos a altas intensidades. Este agotamiento de glucógeno (según antecedentes y teoría) hacía el kilómetro 25-30 de carrera o 1h30’-2h desde el inicio.

En nuestro caso aportamos 80g HC/h en forma de alimentos Sólidos (Barritas y Geles para deportistas y Membrillo) y Líquidos (isotónico al 6-7% de concentración). Dicha cantidad hemos comprobado que es asumible sin un previo Entrenamiento del Estomago (VER Artículo: http://www.elikaesport.com/index.php/novedades2/300-entrenamiento-del-estomago-en-los-deportistas ), temática donde estamos realizando actualmente una Tesis Doctoral. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que otro de los Factores Limitantes del rendimiento en Maratón sería la Deshidratación y Pérdida de sales Minerales a través del Sudor.

Para saber más sobre los Factores Limitantes de la Maratón, leer el siguiente Artículo de Urdampilleta et al 2013:

https://www.efdeportes.com/efd186/los-factores-limitantes-para-la-maraton.htm

Mediante la sudoración los minerales que más se pierden son el Cloro y el Sodio. Teniendo en cuenta que lo más habitual es que tomemos agua mineralizada, tendremos cloro suficiente para reemplazar dichas perdidas por lo que deberíamos prestar especial atención al Sodio.

En los maratonianos de élite se han constatado pérdidas de 5-7% de su peso corporal a través del sudor y vaciado del glucógeno entre otras causas. Si bien desde el punto de vista nutricional, nuestro objetivo sería mantener el peso y no perder más que el 2-3% del peso corporal, procurando así la toma de unos 500-600 ml/h de Bebida Isotónica (Urdampilleta et al, 2013). 

Para disminuir los efectos negativos que esta deshidratación tendría en el rendimiento aportamos agua (primero en forma de isotónico y luego en forma de botellines de agua) y sales minerales (cápsula electrolitos, especialmente ricas en sodio). 

Vemos que la estrategia nutricional seguida antes y durante le prueba es casi perfecta en cuanto a ingesta de Hidratos de Carbono recomendados; pero, entonces. ¿Puede la Nutrición influir en los valores de CK?

CONCLUSIÓN

Podríamos concluir que la Alimentación NO interfiere directamente en los niveles sanguíneos de CK ya que su elevación depende de factores puramente físicos. No obstante, sí que influyen en los valores de Urea sanguínea. Si bien, hay algunos artículos que dicen que los Aminoácidos Ramificados podrían ayudar a disminuir en los niveles de CK, esto hoy en día NO está Consensuado.

Incluso con una Estrategia Nutricional completa, dichos valores aumentan considerablemente. Mediante el aporte de carbohidratos en el avituallamiento conseguimos retrasar el vaciado de los depósitos de glucógeno permitiendo de esta forma mantener ritmos más altos durante la competición. De este modo elevaríamos aún más los niveles de CK post-maratón, puesto que el ejercicio ha podido ser más intenso y por lo tanto el daño muscular mayor.

Así como la Alimentación no influiría en los niveles de CK, los valores de Urea sí se verían afectados por la estrategia nutricional. Consumos más bajos de carbohidratos, tanto los días previos como durante la competición, llevarían a un aumento de los niveles de urea en sangre (no en este caso concreto debido a una correcta nutrición). Esto se debe a que cuando se da una depleción de los depósitos de glucógeno, hay un aumento del metabolismo proteico (catabolismo muscular) para producir glucosa. La Urea es, precisamente, un metabolito de dicho catabolismo.

 

REFERENCIAS 

- Brancaccio, P. Maffulli, N. Limongelli, F.M. Creatine Kinase monitoring in sports medicine. British Medical Bulletin. 2007 (81 y 82): 209-230.

- Urdampilleta, A. Sánchez, S. Martínez, J.M. Fisiología del esfuerzo: análisis de factores limitantes y propuesta práctica para la planificación nutricional para la maratón. EFDeportes.com, Revista digital. 2013(186).

-Burke et al. Periodization of Carbohydrate Intake: Short-Term Effect on Performance. Nutrients, 2016 (8): 755.

-Urdampilleta et al, Protocolo de Hidratación antes, durante y después de la actividad físico-deportiva. Motricidad. European Journal of Human Movement, 2013(31): 57-76.

Leave your comments

Comments

  • No comments found